Asociación Nacional de Seguridad Infantil

La Asociación Nacional de Seguridad Infantil es la primera entidad sin ánimo de lucro donde expertos de diferentes ámbitos del mundo de la infancia, la seguridad, la prevención y la salud se unen para crear un espacio donde ofrecer a las familias y a los profesionales información, divulgación, acciones, y asesoramiento que les sirvan de herramientas para reducir las lesiones en la infancia.

martes, 22 de abril de 2014

SEGURIDAD INFANTIL EN EL BAÑO

| 0 comentarios
Es el cuarto de baño junto con la cocina los espacios del hogar donde más accidentes infantiles ocurren, no solo por contener elementos de riesgo en caso de acceso y manipulación infantil, también el carácter curioso de los más pequeños los convierte en atractivos para poder encontrar mil y un tesoros.
Podemos determinar los accidentes infantiles en dos grupos:
Por un lado tenemos los accidentes comunes: quemaduras, caídas y resbalones, intoxicaciones por ingestión y las heridas y los cortes. Para este grupo podemos determinar medidas preventivas que iremos reduciendo a partir de que el niño pueda asimilar conceptos de autoprotección y seguridad.

La delicada piel del bebé requiere extremar las precauciones en contacto con el agua para evitar quemaduras:
  • Instalaremos un control de temperatura (ya sea en el grifo o un termómetro de agua) que nos indique que es correcta antes de introducir al niño en el agua. Se aconseja empezar a llenar la bañera con agua fría y después templar con la caliente, siempre es preferible un sobresalto por frío que por calor.

El suelo resbaladizo, la humedad, las superficies deslizantes y la escasa habilidad motora del niño son los factores de riesgo para que se produzcan caídas y resbalones dentro del cuarto de baño:
  • Mantener el suelo lo más seco posible en todo momento, no solo por caídas del pequeño, también los adultos con el peso del niño en brazos somos más susceptibles de perder el equilibrio ante una superficie resbaladiza.
  • En la bañera o la ducha el suelo debe ser deslizante, se pueden instalar alfombras adherentes, cintas adhesivas o bien tratar la superficie con productos que convierten la superficie en antideslizante aún en medio húmedo.
  • Además de favorecer la seguridad, debemos fomentar la autonomía del niño facilitando el desarrollo motriz, por ello las asas de bañera y ducha como elemento de sujeción, así como los alzadores adecuados se convierten en grandes aliados para pequeños y comodidad para los adultos.
  • En función del carácter del niño y de las características de la bañera o ducha, podemos acolchar aquellos elementos que la contienen y que pueden provocar traumatismos en caso de impacto, como por ejemplo las protecciones de grifería. Así mismo intentar en todo momento que estén cómodos, incluso en el momento del enjuague del cabello que es cuando más se pueden alterar con movimientos bruscos, utilizar viseras de baño o jarras para evitar que agua y champú les entre en contacto con los ojos.

Los cosméticos y los medicamentos, además de ser productos de uso habitual, son atractivos en olores y colores por lo que el niño, con poca o escasa percepción del riesgo, intentará descubrir su contenido ya sea a través del tacto o de la boca. 
  • Para evitar intoxicaciones por ingestión todos estos productos deben estar alejados del acceso y la manipulación infantil, mediante bloqueadores que soporten el medio húmedo donde se encuentran.
  • De la misma forma en el baño se encuentran maquinillas, tijeras y otros elementos cortantes con los que el pequeño podría producirse heridas y cortes, estos elementos también deben ubicarse alejados del acceso y manipulación infantil.

En ambos casos juega un papel determinante los juegos de rol: Imitar a papá y a mamá en sus quehaceres higiénicos diarios es necesario para su aprendizaje y desarrollo, pero para ello nos aseguraremos que lo hacen a través de juguetes adecuados a su edad y destrezas y nunca con elementos reales (secadores, maquinillas, cosméticos, etc.)
Y a partir de estas últimas medidas preventivas, determinamos el grupo de accidentes con consecuencias muy  graves, los provocados por falta de supervisión del adulto: asfixias por inmersión y electrocución.

En este último caso la única medida excepcional es NO dejar NUNCA al niño sin supervisión en el interior del cuarto de baño.

Tendríamos que evitar  salir y entrar del baño por necesidades cotidianas como atender una llamada de teléfono o la puerta, dejar algo cocinando, la plancha encendida o no preparar  todo lo necesario para bañar al niño o atender sus necesidades fisiológicas, ya que estas rutinas son la causas más comunes de estos “momentos” sin supervisión que pueden tener muy graves consecuencias. En definitiva deberíamos considerar el momento del baño como un espacio de tiempo para compartir con nuestros hijos.
Decíamos al inicio que el baño para un niño se convierte en un espacio donde encontrar tesoros y satisfacer la curiosidad que le lleva a desarrollarse: desde descubrir la causa/efecto de apretar el botón del inodoro o abrir el grifo que salga agua, a utilizar los cosméticos como prueba de nuevas texturas. La prevención como siempre y al adaptación del espacio a las necesidades de los niños son los mejores aliados para conseguir que el baño deje de estar en los primeros puestos del  ranking de accidentes infantiles y la hora del baño en los más pequeños sea el momento de  disfrutar de papá y mamá, haciéndolo mucho más divertido y placentero.
Como siempre esperamos vuestros comentarios y la difusión de los consejos y la infografía para conseguir espacios más seguros para los más pequeños. 


 seguridad infantil en el baño



Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente. Gracias por compartir Seguridad Infantil.

miércoles, 16 de abril de 2014

Los 10 mandamientos de la Seguridad Infantil en Vacaciones

| 0 comentarios
Seguridad infantil en vacaciones
Es la época de recreo un momento de relajación obligado, pero esa misma relajación abre el camino para que los accidentes infantiles aumenten un 20 % en este periodo. Las fechas vacacionales son para todos excepto para los accidentes por ello pensamos que no está de más, recordar incluir la seguridad en el equipaje con una dosis extra de prevención, exactamente un 20 % más.
Debemos iniciar este prospecto recomendando borrar de nuestra memoria la frase “A mí no me va a pasar”, haciendo este “reset” podemos empezar a inculcar la “Cultura preventiva” de forma natural, como siempre decimos NO hay que sobreproteger, pero sí  adaptar los espacios a las necesidades exploratorias del niño,  a su escasa o nula percepción del riesgo para ir introduciendo conceptos preventivos: las vacaciones son ideales para inculcar educación en seguridad.
Automóvil
  • Llevar al niñ@ en un SRI correctamente instalado y adecuado a su peso y talla.
  • Parar cada 2 h mínimo, y recordar: JAMAS dejar a un niñ@ sol@ dentro del automóvil
  • No llevar objetos sueltos dentro del coche, en caso de impacto o frenada brusca la fuerza que ejerce los convierte en proyectiles.
  • No dar nada de comer o beber a un bebé mientras se circula, existe elevado riesgo de atragantamiento, y aunque sea solo un susto, los sustos circulando se pagan caros.
Destino de vacaciones
  • Al llegar a nuestro destino de vacaciones (hotel,  apartamento, camping, etc.) todo es nuevo para nosotros y para los niños que llevan la curiosidad de forma intrínseca, por ello recomendamos que la inspección del nuevo “hogar ocasional”, la hagamos conjuntamente con los pequeños, y sobre todo que lo observemos como ellos (con ojos de niño), de esta forma nos familiarizamos con el espacio y analizamos posibles riesgos para adaptar soluciones efectivas.
  • Recordar que la supervisión en estos destinos es primordial, hay accidentes con muy graves consecuencias, como son las caídas desde gran altura.
Playas/Piscinas
  • Lugares de diversión por excelencia, ya sean espacios públicos o privados, NO dejaremos  a un niño sin supervisión, y sobre todo no delegar en los socorristas ni en otros niños más mayores, la responsabilidad de su seguridad es nuestra, todos los accidentes con la peor de las consecuencias han ocurrido por un descuido de segundos.
  • Evitar el uso de flotadores y manguitos en favor de los chalecos salvavidas, el uso de cualquier dispositivo de flotación no exime la vigilancia y supervisión de un adulto responsable
  • Vigilar y respetar el estado de las playas, la identificación de las banderas es un buen inicio para inculcar al niño en la cultura preventiva. Si nosotros las respetamos, ellos aprenderán a hacerlo.
  • Proteger la piel con un factor de protección adecuado y no os fiéis de sombrillas, el sol se va moviendo y los rayos penetran.
  • Los dispositivos móviles se están convirtiendo en fuente de distracción, actualizar un estado supone un descuido instantáneo, y ya sabemos las consecuencias de un descuido en estos espacios.

Deportes
  • Inculcar a los niños en deportes es salud para toda la familia, pero siempre debemos respetar la edad del menor para su práctica y que éste cuente con todos los elementos de seguridad necesarios para que ese juego no se convierta en pesadilla para todos.
  • Bicicletas y otros similares (patinetes, patines, etc.) con casco, ropa reflectante y  circulación por los espacios seguros señalizados. No dejéis de compartir estos momentos de diversión familiar  para inculcar y educar en seguridad vial. Recordar que la mejor forma de educar a un niño es a través del juego, y que los adultos somos su ejemplo y modelo a seguir, por eso la coordinación de criterios entre lo que digo y hago es tan importante en seguridad vial infantil.
Localización y control
  • Si un adulto necesita su tiempo para ubicarse en un espacio nuevo, imaginaros a un niño, donde su percepción de las distancias y de los accesos es completamente distinta, perderse y despistarse es sumamente fácil.
  • Por otro lado, la curiosidad infantil, innata y necesaria para su desarrollo, es una de las responsables de muchas pérdidas en espacios amplios o de gran aglomeración.
  • Debemos utilizar elementos de localización y control de niños, en grandes espacios y/o con afluencia de público. No perderlos de vista, fijar un punto de encuentro, son medidas imprescindibles que ofrecen seguridad a nosotros, pero sobre todo a ellos, y es que para un niño perderse es una experiencia muy desagradable si no sabe cómo debe actuar.
  • Además como adultos debemos ubicar las salidas de emergencia y valorar si el acto o espacio reviste riesgo para los niños o para toda la familia, y poder actuar en consecuencia.

Entre todos podemos cambiar el “A mí no me va a pasar”, reducir la tasa de lesiones en la infancia, y no tener que lamentar más víctimas evitables este verano.
Podéis aumentar la dosis en caso necesario, no tiene contraindicaciones: Disfrutar de vuestros hijos, os lo merecéis. Feliz tiempo de ocio!
Gracias por compartir y descargar la infografía de seguridad infantil en vacaciones
 los 10 mandamientos de la seguridad infantil en vacaciones

©      M Ángeles Miranda @logieduca

Permitida la reproducción total o parcial del  documento y de la infografía citando la fuente

miércoles, 9 de abril de 2014

Prevención caídas infantiles desde gran altura

| 2 comentarios
Con la llegada del buen tiempo, volvemos a recordar las medidas de seguridad y prevención para evitar caídas desde gran altura y es que las características motrices de los niños, la escasa o nula percepción del riesgo y la insaciable curiosidad que les determina para que crezcan y evolucionen,  son los factores de riego que los adultos responsables de su protección y cuidado deben basarse para adoptar medidas preventivas eficaces que eviten accidentes por caídas desde gran altura sin coartar su estimulación y desarrollo.
A partir de estos parámetros construimos los argumentos sólidos con los que consolidar la seguridad infantil ante este tipo de accidente y algunos aplicables a todos los accidentes infantiles.

  1. Los adultos somos su modelo y referente a seguir en conductas por lo que la cultura preventiva de autoprotección que pretendemos generar debe iniciarse por nosotros mismos,  no debemos incitar ni realizar acciones que puedan suponer un riesgo en presencia del niño, éste lo verá como un acto usual y cotidiano que imitar y buscará todos los elementos necesarios a su alcance para conseguir su objetivo.
  2. Eliminar del alcance del niño todos aquellos elementos ornamentales (macetas, jardineras, etc.) y equipamiento (sillas, mesas, etc.) que propicien la escalada, incidimos en que la motricidad en proceso de desarrollo implica un escaso dominio corporal por lo que el riesgo de caída es muy elevado.
  3. La distribución de los espacios en el momento en el que un bebé llega a nuestros hogares debe incorporar los elementos preventivos, primando por encima de cualquier estética, por ello es muy importante que la ubicación de cunas, cambiadores, etc., no estén próximos a ventanas, y en cualquier caso estas deben incorporar bloqueos o dispositivos de seguridad infantil.
  4. La anticipación es una de las herramientas que los adultos debemos utilizar para prevenir accidentes infantiles, cada niño evoluciona de forma diferente, gatea, camina y corre en su momento, no podemos pensar que no es capaz de arrastrar o escalar, y sí anticiparnos aunque aún no hay adquirido esa habilidad.
  5. Un elemento escalable puede ser la propia barandilla del balcón o terraza, así como las barandas de las escaleras, sobre todo si estas disponen de uno o varios travesaños horizontales lo que le confiere propiedad de escalera en sí misma.
  6. Cualquier hueco superior a 10 cm (incluida la distancia entre barrotes) es un riesgo no solo de caída, también de asfixia si el niño introduce la cabeza en estos espacios. Por otro lado es habitual el lanzamiento de objetos al exterior (el niño intenta descubrir la causa efecto de los actos) por lo que también supone un factor de riesgo para otras personas y transeúntes.
  7. La educación en  cultura preventiva, y que todos los padres queremos para nuestros hijos debemos gestionarla, además de con nuestros actos, con argumentos razonables en función del nivel de desarrollo cognitivo del menor. Se conseguirá el equilibrio perfecto distribuyendo proporcionalmente  la incorporación de medidas preventivas y el  aumento de la educación en esta cultura.
  8. La instalación de equipamiento de seguridad, no deben suponer un obstáculo de las vías de evacuación de la vivienda que pueden salvarnos en caso de emergencia, por ejemplo las rejas no reversibles en ventanas y balcones son obstructivas en caso de evacuación por incendio.
  9. Los dispositivos de bloqueo infantil, adecuados a cada equipamiento, y de fácil apertura por parte de un adulto, o las redes de seguridad certificadas anticaídas son los elementos preventivos más recomendables para evitar este accidente.
  10. No confiemos en la supervisión completa del adulto, es imposible poder vigilar al niño las 24 h del día y en todo momento, por ello la incorporación de elementos preventivos y la cultura deben formar parte de cualquier hogar con niños. No se trata de sobreproteger, sino de adaptar los espacios a sus necesidades para un feliz desarrollo.

Por último recordar que la llegada del buen tiempo es propicia para los accidentes infantiles con consecuencias más graves, como son las caídas desde gran altura y los ahogamientos en piscinas, también alertamos sobre el uso de los dispositivos móviles que fomenta muchas distracciones aumentando la tasa de lesiones en la infancia por descuido.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente y autor

martes, 25 de marzo de 2014

Experiencias de seguridad infantil: Col·legi Internacional SEK-Catalunya

| 0 comentarios

El pasado 19 de febrero la Asociación Nacional de Seguridad Infantil hizo entrega al Col·legi Internacional SEK-Catalunya de la máxima distinción en reconocimiento a su implicación por la seguridad infantil el Certificado S+. Una distinción otorgada por su implicación en la prevención de accidentes apostando por gestionar la seguridad infantil a través de las auditorias de riesgo infantiles como primer paso, para adaptar el centro escolar a las necesidades de los niños.
Hemos querido hablar con Jordi Ros  y Montse Gómez subdirector y coordinadora de infantil respectivamente del Col·legi Internacional SEK-Catalunya, quienes han trabajado mano a mano con M Ángeles Miranda, nuestra vicepresidenta y responsable de las auditorias de seguridad infantil. Queríamos saber de primera mano su experiencia desde el inicio del proceso y como ha repercutido en el centro. 

¿Qué ha supuesto para la Institución Educativa SEK recibir este reconocimiento?
Institución Educativa SEK reconoce y celebra la labor que el Col·legi Internacional SEK-Catalunya ha realizado en los últimos años para obtener este reconocimiento. La noticia se ha difundido al resto de colegios y estamos seguros de que en breve obtendrán esta certificación por la calidad de las instalaciones y su foco en la mejora continua, especialmente en el cuidado, la seguridad y el bienestar de nuestros alumnos más pequeños.

¿Cómo han valorado las familias esta implicación en la seguridad infantil?
Ha sido una noticia muy bien acogida por las familias que cada día dejan al cuidado del equipo de educación Infantil a sus hijos, lo más apreciado que poseen. Es una muestra de confianza a la que nosotros tenemos el deber de responder y la obtención del sello de calidad es una garantía muy significativa, más si cabe teniendo en cuenta la diversidad internacional que implica culturas con más tradición en estos aspectos. Como parte fundamental de la comunidad educativa la familia colabora, comparte y participa en estos proyectos porque promociona la prevención de accidentes y contribuye en la formación de sus hijos para que sean en el futuro ciudadanos responsables y comprometidos.

¿Qué beneficios destacarías de las auditorias de seguridad infantil realizadas en el centro?
Inicialmente nos hizo tomar conciencia de aspectos a mejorar haciendo de nuestras instalaciones espacios más seguros y adaptados a las necesidades de nuestros alumnos. El resultado ha sido el establecimiento de un plan de acción que se puso en marcha para la instalación de nuevos elementos, modificación de otros y adoptar una serie de protocolos y medidas atendiendo al orden de prioridad de las recomendaciones propuestas.

Acciones preventivas para el alumnado
¿Cuál es el cambio más notable que ha experimentado el centro (a nivel organizativo, educativo y de optimización de recursos) desde la puesta en marcha del proceso?
La estructuración de un plan general de actuación en medidas de seguridad y prevención de accidentes en nuestro colegio que implica a toda la comunidad escolar y el establecimiento de un plan de revisión periódico que lo mantenga vigente y permita alcanzar los objetivos propuestos. 

¿Cómo influye en los alumnos un modelo de escuela donde la autoprotección está tan valorada?
Los niños tienden a imitar. En nuestro proyecto educativo son varios los programas que tenemos integrados en el currículo que permiten a los alumnos llevar a cabo acciones que les ayudan a actuar de forma reflexiva ante situaciones de riesgo. El programa de Inteligencia Emocional les ayuda a reconocer, regular y gestionar sus emociones, así como la acción tutorial llevada a cabo sistemáticamente. Propiciamos un ambiente en el que los niños se sientan seguros, sin miedo. Les enseñamos a pensar por sí mismos ofreciéndoles estrategias de actuación y un entorno seguro fomentando la autoprotección.  

¿Qué repercusión creéis que tiene la implicación en la adaptación de los espacios y la prevención de accidentes en el alumnado? 

Los alumnos viven su jornada escolar en espacios del colegio más seguros, aprenden su significado, los cuidan y se sienten felices. Genera una impronta en ellos que perdurará en el futuro cuando sean los ciudadanos del mundo que el Col·legi Internacional SEK-Catalunya tiene como misión formar.

Agradecemos a Jordi Ros y a Montse Gómez, su implicación en prevención de accidentes infantiles y la confianza depositada en nuestra Asociación, para nosotros es un auténtico lujo trabajar con personas implicadas y sabemos que el reconocimiento como primera institución educativa en España con el Sello de Calidad S+, es más que merecido.

martes, 18 de marzo de 2014

Guía de Seguridad de los Productos Infantiles: Productos potencialmente peligrosos

| 0 comentarios

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad acaba de publicar la Guía de Seguridad de los productos infantiles, de aquellos productos que aún siendo dirigidos a la infancia son potencialmente peligrosos. Esta guía de la ALIANZA Europea para la Seguridad Infantil, proporciona información sobre distintos productos que expertos europeos en seguridad infantil han identificado como potencialmente peligrosos y que pueden suponer un riesgo de lesiones para la infancia. Su propósito es advertir a padres, cuidadores y educadores de los motivos por los que estos productos se han considerado potencialmente peligrosos y de cómo utilizarlos correctamente para evitar que originen lesiones en la población infantil.

Todos los productos reseñados incluyen la siguiente información: 
  • Motivo por el que puede dar problemas 
  • Cómo puede ser peligroso 
  • Qué buscar a la hora de comprar o antes de utilizar dicho producto (e incluye la norma 
  • europea cuando proceda) 
  • Cómo utilizar el producto de manera segura
Descargar documento aquí 
 Guía de seguridad de productos infantiles

miércoles, 12 de marzo de 2014

Excursiones y salidas escolares

| 0 comentarios
Las salidas y excursiones son enormes fuentes de aprendizaje para el colectivo infantil, estas deben incorporar la cultura preventiva y los aspectos necesarios que ofrezca a los menores la seguridad física y emocional que precisan. 

El aprendizaje para desenvolverse en un entorno desconocido y la poca o nula percepción del riesgo que caracteriza al colectivo se resuelven con la experiencia, por lo que los adultos deben incluir la anticipación y la previsión además del modelo educativo de conducta sobre el que los niños fijaran su ejemplo.
Estas recomendaciones de seguridad son aplicables al colectivo infantil en general y a la primera etapa (hasta los 6 años) en particular, a  medida que el desarrollo cognitivo y motriz así como la experiencia y la educación recibida en cultura preventiva vayan afianzándose en el niño se podrán sustituir algunos conceptos de protección, ya que los parámetros anteriores ejercerán la función deseada.
Antes de la salida
  • Análisis del recorrido: establecer las vías de acceso óptimas y que mejor cumplan con los requisitos de seguridad que más se adapten al desarrollo evolutivo del grupo, teniendo en cuenta factores como el ruido y la inmadurez de sus sistema auditivo, la visibilidad limitada, percepción distorsionada de movimiento/velocidad, etc.
  • Identificar aquellos espacios adecuados para cada actividad programada durante la salida, evaluando los posibles riesgos de cada entorno y de la propia actividad (incluidos los materiales y la propia instalación), consiguiendo una optimización sobre el control de los niños.
  • Procedimiento en caso de emergencia: si es un espacio cerrado, identificar las vías de evacuación, salidas de emergencia, zonas de seguridad, etc., en espacios abiertos aquellos recorridos para llegar a las zonas seguras en caso necesario.
  • Información a las familias; sobre el tipo de actividad, necesidades de vestuario y protección, autorizaciones (al desarrollo de la visita y de las actividades, a administrar medicación en caso necesario, etc.), así mismo recoger información adicional sobre el niño que pudiera tener relevancia a la hora de efectuar la salida en general o algunas actividades en particular.
  • En función del recorrido y las actividades programadas se debe valorar el aumento de adultos por niño, el control no debe tener fisuras en general ni en momentos puntuales.
  • Definir las responsabilidades de cada adultos, evitando delegar en otros y que surjan incompatibilidades que deriven en la no vigilancia y supervisión de cualquier aspecto relacionado con la salida.
  • Prever las posibles inclemencias meteorológicas que supongan un riesgo para la circulación, el traslado peatonal y el desarrollo de las actividades al aire libre, anulando la salida si se valoran riesgos implícitos.
  • Si se precisa de transporte escolar para el traslado, este debe incorporar además de todos los elementos establecidos según legislación vigente, dispositivos de retención adecuados a los menores y a los autobuses.

Durante la salida
Recorrido por la vía pública:
  • Medidas de seguridad y control

Chalecos reflectantes: se tiende a pensar que la utilización de estos elementos por parte de los adultos que acompañan al grupo aportan la seguridad necesaria, cuando por las dimensiones del colectivos infantil se hace imprescindible que incorporen esta medida de seguridad, aportando además de visibilidad, un mejor control de los menores y un importante valor de futuro como cultura preventiva, al incorporar estos sistemas de forma natural.
Utilización de sistemas de control físico como cuerdas adecuadas al grupo, ya sean de sujeción manual o incorporar cinturones en el caso de grupos que por necesidades evolutivas, motrices o por factores personales así lo requieran.
Utilización de sistemas de identificación y control, como son pulseras de identificación o dispositivos tecnológicos.
  • Educación vial y modelo

Aprovechar la salida para inculcar aquellas normas de civismo, comportamiento y prevención que por el nivel cognitivo el grupo pueda asimilar. Recordar siempre que los adultos somos su modelo a imitar por lo que las acciones de seguridad que empleemos repercutirán en su cultura preventiva, así como en la asimilación de criterios coordinados.

Después de la salida
Analizar el desarrollo en función de la planificación previa, esta evaluación debe servir para que se puedan aplicar las correcciones necesarias a  mejorar y optimizar las próximas salidas ya sean al mismo destino y actividades o bien cambios generales que repercutan en cualquier excursión.

Os dejamos infografía para descargar aquí  y el agradecimiento a todos aquellos que nos ayudáis a difundir y comunicar seguridad infantil!


© M Ángeles Miranda. Auditora de seguridad infantil @logieduca      ma.miranda@seguridadinfantil.org
Extraído del Libro Seguridad en centros infantiles de 0-3 años. Aenor ediciones

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente y autor

miércoles, 5 de marzo de 2014

La seguridad vial en los paseos con el bebé

| 0 comentarios

La seguridad de los bebés en la vía urbana

La calle es la fábrica de estímulos para los más pequeños: luces, sonidos, colores, personajes, juegos, etc., una gran recepción sensorial imprescindible para el desarrollo y aprendizaje de los niñ@s.
Que las ciudades están hechas por y para adultos es un concepto clave cuando hablamos de la seguridad vial infantil y el punto de partida sobre el que actuar para adecuar los espacios y entornos, así como el factor a tener en cuenta para incorporar medidas preventivas que  nos ofrecerán el objetivo saludable que persiguen los paseos diarios. 
Desde el primer paseo con el bebé en un coche o silla de paseo debemos tener en cuenta los siguientes riesgos para gestionarlos de manera eficaz. Os proponemos este decálogo
  1. Seguir las instrucciones del fabricante del coche o silla de paseo, no instalando pesos adicionales que les haga perder la estabilidad así como la seguridad que la certificación del producto le ha otorgado. Por ejemplo los manillares no pueden soportar pesos de bolsas de la compra, para ello se debe usar las cestas inferiores.
  2. Los bebés han de llevar siempre los arneses de sujeción, es muy importante que así sea para evitar que ante cualquier choque con un bordillo o golpe accidental, el bebé pueda salir despedido de la silla, cuco o portabebés, así como a medida que vaya creciendo pueda deslizarse o salir en un descuido.
  3. Ante los cruces en semáforos o pasos de peatones (que no todos los conductores respetan) debemos asegurarnos que el vehículo está parado y nos deja cruzar.
  4. Mientras esperamos un cruce NO ADELANTAR EL COCHE O SILLA DEL BEBÉ, éste debe estar en línea con  nosotros o por detrás, son demasiados los accidentes que ocurren por esta causa, automóviles o motos que pasan muy cerca de la acera y un mínimo golpe puede desestabilizar el sistema de paseo y hacerlos caer.
  5.  NO cruzar jamás entre vehículos aparcados o parados, lo primero que ocuparía la calzada sería el coche del bebé y nuestra visibilidad y campo de actuación es limitado, éste es además un acto que los más pequeños copiaran de los adultos de forma natural, repercutiendo de forma muy negativa en su educación vial, recordar que la unificación de criterios entre lo que decimos y lo que hacemos los adultos es vital para su aprendizaje.
  6. Si paseamos con  niñ@s de diferentes edades,  utilizar los patinetes certificados para tal fin que se instalan en las sillas o coches de paseo, y  cinturones de muñeca según el caso de forma que podamos tener controlados y sujetos en todo momento a los dos menores.
  7. Especial atención a las entradas y salidas de los aparcamientos, no siempre la construcción de la salida y entrada a los mismos otorga la visibilidad necesaria a los conductores y mucho menos  a los peatones, por ello todos los sentidos son necesarios (evitar escuchar música mientras se disfruta del paseo, ya que se pierde uno de los sentidos), asegurarnos de que no circula ningún automóvil antes de adelantar el coche del bebé. Y desde aquí aprovechamos para aconsejar a todos los propietarios de estas instalaciones que se coloque un espejo de visualización panorámico para que tanto conductores como peatones se aseguren  de un cruce seguro. Así mismo en  el interior de los aparcamientos debemos caminar y cruzar por las zonas establecidas para ello, extremando las precauciones ya que la anchura de los pasos no siempre va a acorde con la del cochecito del bebé.
  8. A la hora de introducir la silla o coches de paseo dentro del automóvil, colocaremos al bebé en un SRI, SIEMPRE desde el lado de la acera, nunca por el extremo de la calzada de tráfico. Una vez que el bebé esté sujeto con los arneses, guardaremos la silla o coche en el maletero JAMÁS en el interior del vehículo (recordar que ante un impacto o frenada brusca cualquier elemento sin sujeción saldría despedido como un proyectil con terribles consecuencias por la energía cinética derivada de la colisión o frenada y con un peso muy superior a su volumen). 
  9. Al salir del automóvil, la primera operación es sacar la silla o coche, abrirla y FRENARLA en un espacio peatonal y bajo nuestro control, para después instalar al bebé, sujetarlo con el arnés y una vez cerrado el vehículo desfrenar.
  10. Y por último, la visibilidad de la silla o coche de paseo (y nuestra) es muy importante, por ello utilizar elementos reflectantes o similares que en situaciones de escasa visibilidad natural, no impida a un conductor que nos reconozca.

Que disfrutéis juntos de los paseos! Como siempre os pedimos que compartáis esta información y os descarguéis la infografía que os hemos preparado, entre todos podemos reducir accidentes en la infancia y sobre todo crear cultura preventiva. Esperamos vuestros comentarios! 


Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente y autor
    

jueves, 27 de febrero de 2014

Seguridad Infantil en Carnaval: Piratas, corsarios, reinas y príncipes… por un día, niños siempre

| 0 comentarios
Si para los niños adquirir roles y jugar a imitar a otros personajes es ya de por sí atractivo además de educativo, cuando le añadimos la diversión que caracteriza al carnaval, se convierte en una emocionante fiesta para los más pequeños.
Como siempre nuestros consejos de seguridad infantil pretenden contribuir a crear una cultura preventiva en los más pequeños de forma natural, que permita disfrutar del momento festivo y lúdico, creciendo en seguridad.
Seguridad en el disfraz infantil

  • En caso de que lo compremos debemos asegurarnos que cumple con el marcado CE (indicando la composición, los riesgos de un mal uso, los datos del fabricante y si es apto o no para menores de 36 meses). 
  • Ya sea comprado o fabricado por nosotros, tanto el disfraz como los accesorios no pueden producir lesiones por su uso (heridas y cortes), ni tener piezas pequeñas o pelo que puedan desprenderse provocando una asfixia en caso de ingestión (recordemos que los disfraces suelen tener colores y formas muy llamativas, de ahí la importancia de escoger un disfraz muy seguro para menores de 3 años).
  • Tanto el tejido como los accesorios (incluidas pelucas) deben ser resistentes al fuego. Algunos accesorios (pistolas, espadas, etc.) incluyen pilas, de la misma forma que ocurre con los juguetes no pueden ser manipulables ni accesibles por el menor.
  • La talla del disfraz (incluidos los zapatos) debe ser de adecuada a la medida del niño: si es demasiado grande le provocará tropiezos y caídas; si es demasiado pequeño le impide movilidad y puede resultar peligroso en la zona de cuello y cabeza.
  • Evitar cuerdas en gorros, así como las capuchas y los colgantes en aquellos niños más pequeños, al no ser conscientes del riesgo y sí del juego y la experimentación, estos elementos pueden provocar asfixias; en cualquier caso presentan riesgo de quedar enganchados.
  • El maquillaje debe ser de productos naturales, sobre todo para los bebés y/o los niños con pieles más sensibles, evitando reacciones alérgicas. No dejar que los niños manipulen el maquillaje, puede entrar en contacto con los ojos o boca.
  • Las máscaras, caretas y gorros deben permitir siempre una correcta visibilidad al niño,  así como la entrada de aire. Evitar sujetar al cuello, y en cualquier caso vigilar para que nunca quede a esa altura, ya sea porque se les baja o ellos mismos los manipulan.

Seguridad en las actividades
Recordamos algunos consejos para las típicas rúas y desfiles de carnaval, las medidas de prevención que debemos adoptar en actos de grandes aglomeraciones.

  • Debemos de ser conscientes de que en que consiste el acto, la tipología de público que asiste, los riesgos que deriven de la actividad y actuar en consecuencia, dejando participar solo a aquellos menores que por edad, destrezas y habilidades adquiridas puedan realizarlas sin riesgos.
  • Si la actividad o la salida es de noche, incluir en el disfraz algún elemento reflectante para que puedan ser vistos.
  • En las salidas escolares, no reclames al niño ni lo pongas nervioso, una vez que te ha visto, respeta el ritmo establecido por el centro, de esta forma se mantiene la seguridad impuesta por los responsables, protegiendo a todos los niños.
  • Planifica la salida, ofreciendo y localizando los recursos  disponibles por si algún niño se despista y se pierde: un punto de encuentro donde reunirse, inculcándoles que los profesionales de la seguridad están para ayudarles. Además explícales y hazles partícipes de  otras medidas de protección: apunta el nº de teléfono en el brazo, llevar una pulsera identificativa o de geolocalización, etc., nadie mejor que tú conoce a tu hijo, nadie mejor que tú puede anticiparse para su protección y educación, y sobre todo no delegues en otras personas, es tu responsabilidad.
  • En algunos lugares las rúas y los desfiles de carnaval se asemejan a las cabalgatas de los Reyes Magos, el paso de carrozas implica un gran riesgo para los menores si atraviesan la zona de seguridad, por ello explícales la necesidad de no traspasar las líneas de protección, mantenlo controlado de la mano, compartiendo y dialogando sobre el espectáculo que estáis viendo, sé tú también participe de la fiesta, es la mejor manera de que todos disfrutéis con la mejor seguridad!

Deseamos que estos consejos puedan seros útiles, os agradecemos muchísimo que los compartáis, nuestro objetivo la seguridad de los niños y vuestra tranquilidad. Podéis descargar nuestro Cartel de Carnaval. Que disfrutéis de la fiesta y sobre todo de vuestros hijos. Feliz carnaval!

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente y autor



martes, 18 de febrero de 2014

Comunicado de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil y la Institución Educativa SEK

| 0 comentarios
                                                                                        

La Asociación Nacional de Seguridad Infantil premia a SEK Catalunya por su implicación en la prevención de accidentes

El 19 de febrero, a las 16.30h., se hace entrega de la distinción en el colegio SEK Catalunya

La Asociación Nacional de Seguridad Infantil concede el Sello de Calidad S+, el más alto reconocimiento como entidad que se ha distinguido por aplicar conceptos preventivos, adaptando sus instalaciones, formando a profesionales, familias y niños con el fin de evitar accidentes infantiles. SEK-Catalunya es el primer colegio en España en recibir esta distinción.
La Asociación Nacional de Seguridad Infantil está compuesta por una red de organizaciones, familias, profesionales, expertos en seguridad y salud, educadores, entidades públicas y voluntarios cuyo objetivo es generar acciones para concienciar a la sociedad sobre conceptos preventivos que reduzcan las lesiones en la infancia.
Para conseguirlo, la Asociación establece una serie de acciones entre las que destacan las Auditorias de riesgos Infantiles en centros destinados a la infancia, el asesoramiento a profesionales dotándolos de herramientas con las que gestionar la seguridad infantil de forma eficaz, la orientación y el apoyo a las administraciones públicas para promover y adaptar normativas que favorezcan espacios adecuados a los menores. También apoya a las empresas que incluyan en sus productos o servicios innovaciones que fomenten la seguridad infantil. Otra de las facetas de la Asociación es promover y crear campañas de divulgación y sensibilización, a nivel nacional, implicando a gobiernos y entidades.
El Colegio Internacional SEK Catalunya es centro cardioprotegido, con desfibriladores y  desde hace tres años realiza evaluaciones en seguridad infantil, un ejemplo a seguir por todos los centros escolares. Su implicación a través de las auditorias de seguridad infantil queda patente al haber efectuado mejoras con las que ha conseguido adaptar el centro a los usuarios consiguiendo espacios más seguros, optimizar la implantación de sus proyectos educativos y gestionar la seguridad y el mantenimiento de forma eficaz y sostenible.
Además la cultura preventiva es uno de sus pilares, y esta promoción conseguirá adultos más responsables  formados en autoprotección, un enorme valor en su vida adulta. Ha establecido acciones que denotan su implicación, introduciéndola en la vida escolar de forma natural.
 A la adaptación y a la formación docente y escolar, se le debe añadir la labor de divulgación y concienciación a las familias, estableciendo una implicación de centro y familias que es la base de cualquier formación y en prevención es el camino en el que los niños seguirán los pasos de sus mejores guías.
Por todo ello, la Asociación Nacional de Seguridad Infantil hará entrega del Sello de Calidad S+ a la Institución Educativa SEK Catalunya, el próximo miércoles 19 de febrero a las 16,30 h en el mismo centro. La entrega la realizará el Presidente de la Asociación Mikel Garrido y posteriormente se impartirá una ponencia sobre Seguridad Infantil en el entorno y los accesos escolares a cargo de M Ángeles Miranda, auditora de seguridad infantil y Vicepresidenta de la Asociación. Por parte de la Institución Educativa SEK estará presente en el acto la Directora General de Colegios SEK Dña. Marta Rodger.

jueves, 13 de febrero de 2014

Parques infantiles: El juego es un derecho que debemos garantizar con seguridad

| 0 comentarios
No es difícil entender que la seguridad de nuestros niños y niñas en sus momentos de esparcimiento, les ayuda a ganar confianza en sus aptitudes y enriquece la relación con los mayores que en esos momentos del día comparten sus juegos en cualquier parque infantil de la ciudad o pueblo. Por pequeño que este sea, un parque se convierte por unos momentos en el lugar más divertido del mundo donde se fomenta la creatividad y la actividad física, pilares fundamentales para un proceso natural de aprendizaje y desarrollo.


Es aquí donde los propietarios de los parques, ya sean consejerías, ayuntamientos, hoteles, restaurantes, etc. deben de poner todos los medios para que el área de juegos sea segura, como se recoge en el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño, el juego es un derecho que debemos garantizar. Para ello existe una normativa europea que regula la seguridad y mantenimiento de áreas de juegos infantiles, se aplica en el estado español a través de las Normas UNE de la serie UNE-EN 1176, UNE-EN 1177 y UNE 147100.

Estas normas establecen una serie de requisitos técnicos para la fabricación, instalación y mantenimiento de todos los elementos dentro del área de juegos infantiles. Es por ello que conocerlas, entenderlas y aplicarlas es parte fundamental de la buena gestión que todo propietario ya sea público o privado debe realizar para que estos espacios de diversión y ejercicio de nuestros pequeños sean seguros.

Aun así sin entrar en detalle exacto de las normas, podemos establecer una serie de criterios para la creación de un decálogo de parque seguro, que podría ser como sigue:

  1. Situación. Se planificará adecuadamente la ubicación de las áreas infantiles de manera que estén suficientemente alejadas y/o protegidas de zonas peligrosas como son  tráfico rodado, ríos, pozos, vías de tren, vertederos, zonas de alta tensión, etc.
  2. Señalización. Estarán correctamente señalizadas, con indicación de las edades de uso, teléfonos de emergencia, normas de uso, la ubicación de los centros sanitarios más próximos, etc.
  3. Materiales. Se deberán instalar juegos que cumplan la normativa de seguridad correspondiente, en ningún caso se utilizaran materiales tóxicos, y se minimizará el uso de materiales conductores. Los juegos deberán ser atractivos  y sencillos de utilizar para fomentar su uso.
  4. Instalación. Se procederá a su instalación atendiendo a las exigencias del fabricante, asegurando que sean estables y resistentes, que no queden aristas ni elementos que puedan causar daños, respetando las distancias y espacios libres, para ello la instalación deberá pasar una inspección.
  5. Superficie. Se dotará de una superficie amortiguadora de impactos adecuada a las alturas de caída de cada elemento, según la norma UNE-EN 1177. Se realizará el adecuado mantenimiento de la superficie amortiguadora de impactos.
  6. Mantenimiento. Se realizaran las tareas de mantenimiento establecida en las normas de seguridad, con inspecciones rutinarias, inspecciones funcionales e inspecciones completas anuales, subsanándose las deficiencias y registrando todos los cambios, visitas y accidentes.
  7. Accesibilidad. Se deberán crear entornos de juegos que sean fácilmente accesibles especialmente para personas discapacitadas. Asimismo se deberán de usar los juegos adecuados a las edades de los pequeños.
  8. Limpieza. Se mantendrá el área y el entorno del área en las mejores condiciones de limpieza, con el adecuado mantenimiento, impidiendo el acceso de mascotas.
  9. Responsabilidad. El uso responsable del área de juegos empieza en los padres y madres de los menores que deben enseñar a los pequeños en el buen uso de las instalaciones.
  10. Entorno. Se debe señalizar la proximidad parques de juegos y zonas de recreo, dotar en la medida de lo posible de estacionamientos que faciliten el acceso y mobiliario que permita el descanso para padres y mayores al cuidado de los menores.


En este decálogo todos los puntos son importantes, si bien el gran olvidado muchas veces es el mantenimiento que es quizá el punto más exigente de todos pues requiere de un proceso continuo y  que puede convertirse en nuestro mayor enemigo si no se lleva a cabo pues los parques se deterioran por el uso, agentes atmosféricos, vandalismo etc. convirtiendo un entorno seguro y lúdico en un lugar peligroso y desagradable.


A propósito de la última jornada se seguridad en áreas de juegos infantiles,  donde se trataron los temas comunes de seguridad orientados principalmente a la instalación de los juegos y a la detección de deficiencias en los juegos instalados y el área, surgió en la fase de ruegos y preguntas la siguiente cuestión:

En caso de que ocurra un accidente en un parque infantil que no está certificado, ¿Cuál es la diferencia entre un municipio pequeño que tiene menos de veinte parques infantiles y que no realiza la inspección y por lo tanto no tiene certificado ninguno de sus parques y un municipio x que cuenta con más de cien parques infantiles que si realiza las inspecciones y el mantenimiento, llevando registro de todas las acciones que realiza pero que no tiene todas sus áreas certificadas?

Aquí cabe aclarar que este municipio x con más de cien parques infantiles, lleva trabajando en la mejora y adecuación de sus parques más de cuatro años y ha ido adaptando sus instalaciones a la normativa a lo largo de todos estos años.

A todas luces es una gran cuestión cuya respuesta debemos afrontar desde varios puntos de vista, pero siempre con la perspectiva clara de que en un sitio no están haciendo la tarea y en otro tienen mucha tarea y no la han terminado por cuestiones de tiempo y capacidad.

 Desde el punto de vista de la seguridad exigida por las normas españolas y europeas de referencia, en ese supuesto parque infantil dónde existen deficiencias y que por lo tanto impiden la certificación del parque, el incumplimiento es evidente y este incumplimiento tiene por un lado que subsanarse y por otro lado conlleva una responsabilidad que recae sobre el propietario de la instalación o el mantenedor.

Desde el punto de vista de valoración global, debemos tener en consideración la trayectoria de un municipio que no se preocupa por la seguridad de sus parques infantiles, por muy pequeño que sea y por muy pocos parques que tenga, frente a un municipio que, aun teniendo una cantidad de parques sin certificar, puede acreditar una trayectoria de mejoras y certificaciones a lo largo de los años lo que no le exime de su responsabilidad a la hora de que tenga que dar explicaciones, pero que si le vale como atenuante frente a posibles reclamaciones.

Los niños y niñas se columpian, bajan, trepan, se balancean y disfrutan de los juegos sin preocuparse de si se pueden caer, cortar, enganchar, etc. y con razón pues esa parte les corresponde a los mayores. 

Pero ¿Cuantas madres exigen que su parque de recreo sea seguro y mantenga estas condiciones a lo largo del año?, ¿Cuantos ayuntamientos se preocupan por garantizar esta seguridad?, lamentablemente se cuentan con los dedos de las manos.

Y no es tan difícil, ni garantizar la seguridad ni mantenerla en el tiempo. Además de necesario es una responsabilidad del propietario del parque o área de juegos que estos sean seguros y que sigan siendo así.

Por una infancia segura y divertida, seamos honestos con nosotros mismos y no escatimemos en la seguridad de nuestros pequeños, que son el futuro de nuestra sociedad. 

Marcos Ravelo

Asociación Nacional de Seguridad Infantil- Responsable seguridad en Parques Infantiles