Asociación Nacional de Seguridad Infantil

La Asociación Nacional de Seguridad Infantil es la primera entidad sin ánimo de lucro donde expertos de diferentes ámbitos del mundo de la infancia, la seguridad, la prevención y la salud se unen para crear un espacio donde ofrecer a las familias y a los profesionales información, divulgación, acciones, y asesoramiento que les sirvan de herramientas para reducir las lesiones en la infancia.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Seguridad en entornos escolares (Colegio público Giner de los Ríos Málaga)


A diario nos llegan a la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, correos de personas preocupadas por la seguridad de los pequeños en forma de denuncia o de apoyo a nuestra labor. A todas y cada una de ellas les agradecemos su trabajo y contestamos de forma privada intentando dar soluciones a los problemas que se nos plantean.

Esta semana nos ha sorprendido un correo que nos ha llegado desde el sur, concretamente desde la ciudad de Málaga, de un conductor preocupado por la seguridad de los muchos alumnos,  las familias que les acompañan y los conductores que recorren el entorno escolar, que se exponen a diario a graves riesgos para llegar hasta el centro educativo Giner de los Ríos. Antes de que sigáis leyendo, explicaros que hay muchas formas de explicar los hechos y Gregorio (que así se llama nuestro “complice”), ha utilizado una versión muy particular del entrañable programa televisivo “El Hombre y la Tierra”, y esta es su versión de los hechos:

Por circunstancias laborales, paso por esta calle a estas dos horas. Cuando paso, me siento como un ciervo acechado por los leones. Sí, han leído bien. Entre las plantas, escondidos, varios pares de ojos vigilan mis movimientos. Reduzco la velocidad a 20 km/h para descubrir donde están, en realidad no lo hago por el colegio, ni por la señal que me avisa que llego a zona escolar, sino por la "fauna" que habita entre palmeras y otras plantas que, dada mi procedencia de ciudad, desconozco, me parecen muy bonitas. Un poco más adelante, a unos 3 metros, una cría de este hábitat  es retenida por su madre leona, al ver que no me voy a detener en mitad de la calle, y que solo voy a continuar con mi vehículo mi camino. En el momento en que paso a su lado, el cachorro se suelta de la presa de la madre y corre a juguetear con otras crías al otro lado de la acera. El ciervo, ha evitado el ataque de la cría de León.

Y continúa con la siguiente descripción:

Las madres y los niños que vienen de calles aledañas a la del colegio, cruzan por donde "pueden" para llegar lo antes posible, en muchísimos casos, esto es, entre las palmeras y plantas que se encuentran en esta calle, puestas de tal manera que si no has transitado por la zona, no sabes que están ahí porque apenas si se ven. No podemos permitir que llegue el primer niño muerto por atropello para arreglar esto, es por eso, por ese motivo, por el que mando copia de este correo a todos los medios que se me han ocurrido, para que no me deis la oportunidad de mandar otra carta en la que, tristemente, podré decir "Habéis cometido un asesinato involuntario, sabíais que iba a ocurrir". Lo hago así, porque NO PUEDO CREER que el Colegio no haya dado parte de esto ya. NO PUEDO CREER que los policías que al principio de todos los cursos veo en las puertas (después ya no van, no se porque), no hayan denunciado este hecho. NO PUEDO CREER que el AMPA (vaya con las siglas...) no haya movido este asunto. NO PUEDO CREER que yo sea el único que se haya dado cuenta. Esta última afirmación es la única que no me creo.

No pienso siquiera molestarme en entrar a valorar el hecho de que decenas de coches aparquen en doble fila frente al colegio para soltar a los niños a última hora. Esto lo veo razonable, dada la mala ubicación de la puerta del colegio en esta avenida. Pero, a su vez, provoca un serio problema añadido a las personas que cruzan mal, puesto que ven "solo es un carril", dado que en el otro hay coches en doble fila. Yo mismo he visto coches tipo "crossovers", de los que parece que ahora regalan con las galletas, dando marcha atrás sin ver (dada la alturas de esos vehículos) algún pequeño circulando por detrás de ellos y conductores que están pensando más en que tienen que llegar al trabajo pronto porque van tarde que en que pueda haber un niño de 6 años andando detrás de su vehículo. 

Para aportar soluciones a este problema, Gregorio cambia de registro para volver a sorprendernos con su sentido del humor, sin faltarle sensibilidad, concienciación y sobre todo el sentido común imprescindible ofrecer el orden que requieren estos entornos.

Pero... soy persona de hacer crítica constructiva, así que esta mañana, me he sentado en mi ordenador y me he puesto a usar el Paint (herramienta que me encanta por ese puntito cutre) para ofreceros también una solución. Como dijo un político "He trabajado duro en ello..." y se me ha ocurrido algo que solucione esto: UN PASO DE PEATONES. Sí, lo de trabajar duro, ha sido irónico. Os mando varias imágenes adjuntas (usando Google MAPS), en ellas, podéis ver la vista superior (ortegaygasset_plano_superior) de donde se podría ubicar el paso de cebra para dar cobertura a la calle adyacente y que, tanto madres como padres, ni se planteen cruzar por las plantas dada la proximidad del paso de peatones. Se puede ver ubicado el punto exacto de la calle en otra (ortegaygasset_direccion_cruz) en el tramo dirección centro, así como otra dirección Barbarela (ortegaygasset_direccion_barbarela). Incluso, me he molestado en recorrer la zona (estuve 15 minutos hace unos días) y encontrar una pequeña pega que explicaré después y sé que, a lo mejor, un grupo de ingenieros cualificados son capaces de resolver. Como se puede ver en las fotos, la solución es simple y solo afectaría a dos arbustos, ni una sola palmera habría que tocar.




Mientras realizaba su  descripción resolutiva se dio cuenta de otro problema al que propone una solución:

El único inconveniente, es la calle que va en dirección Avenida José Ortega y Gasset desde Calle Leandro Martinez Marín (lo siento, la calle no tienen nombre), puesto que esa calle es en sentido de salida y, ya hoy día, la visibilidad es malísima para los coches por unos armarios de tráfico o iluminación que están ubicados allí (ortegaygasset_problema_paso_de_cebra), produciendo que si se coloca un paso de peatones a la derecha de la calle, el conductor tenga que seguir mirando hacia la izquierda para ver si viene algún coche por la avenida principal, pueda atropellar a alguna persona que esté cruzando por el paso de peatones confiado en que lo están viendo. La solución en cualquier caso, es bien simple también y ya se arreglan dos problemas a la vez, el de visibilidad y el del paso de peatones: MOVER ESTOS ARMARIOS. No creo que sea una buena idea cambiar la ubicación del paso de cebra que he propuesto a la zona que ocupan estos armarios, puesto que, de esta manera, produciríamos que algunos niños cruzaran la vía de manera diagonal.




Lo único que no nos ha gustado es que pida perdón por si ha herido alguna sensibilidad con su escrito (en este punto debemos hacer constar que el correo iba destinado a varios destinatarios, entre ellos los responsables de aportar las soluciones), pero se lo “perdonamos”, por todo lo anteriormente expuesto.
Ahora nos toca trabajar a nosotros, dando a conocer públicamente estos hechos, ponernos en contacto con todos los agentes implicados en buscar y aplicar las soluciones necesarias, colaborando y ayudando, porque para eso estamos. Y por supuesto agradecer a Gregorio su escrito, con la esperanza de que existan más personas como él, que nos ayuden a crear espacios donde los más pequeños puedan desarrollarse sin riesgos, obteniendo beneficios para la movilidad de las ciudades y la sociedad en general.

GRACIAS!!